domingo, 30 de noviembre de 2008

Barrios

En mi mediocridad, me gustan los paisajes cotidianos, los gustos corrientes, las bebidas calientes y amargas. Todo el mundo tiene en la retina la tour Eiffel, pero a mi me interesa más cómo lucen las fachadas de la Rue Monttesuy. ¿Y qué me dicen de la Square Rapp, cruzando la avenida Rapp, que no parece dar a ninguna parte? En fin, me temo que sólo le sacaría una única foto a la Tour Eiffel, ya habrían millardos de fotografías mejores que la mía, pero yo sería el único visitante de París que tendría una foto del cruce entre la Rue Edmon Valentin, la Rue Dupond des Loges y la Rue Sédillot. Sí, mis amigos se aburren mucho mirando mis vídeos de vacaciones.

Un paseo por escaleritas y las chumberas, mira tú.


Las uvas son un regalo.

(PostData: es verdad, desde París no se ve Fuerteventura.)

4 comentarios:

  1. http://negrasovejas.blogspot.com/30 de noviembre de 2008, 16:20

    Haz montado una auténtica obra de arte en tres piezas: el texto, el fotomontaje y la música. Cada una de ellas necesita y complementa a las otras. Casualidad que ando encandilado con libros de arquitectura (catedrales, templos, palacios....) y tú has venido a mostrar el paisaje urbano cotidiano, "la arquitectura real". Se completa con la música china y esas voces también recogidas en la calle como las fotos. Los fuertes colores de las casas y los coches aparcados. Los grafitis. El lavamanos en desuso reconvertido en macetero. El color y la forma en el uso del hombre. Y días tan claros que se podría ir a Fuerteventura manteniendo en una mano el timón y la mirada clavada en su silueta.

    ResponderEliminar
  2. Una Fuerteventura sorprendentemente montañosa, me permito recalcar. Tan cerca y tan lejos; allí se ahogó mi boina.

    ResponderEliminar
  3. Tu boina no se ahogó. Se liberó de la responsabilidad enorme de cubrir tu rutilante y no pequeña cabeza. A estas alturas andará por vete a saber qué mares, en qué juegos con los delfines o asombrando a algun incauto que al ver malamente su silueta ha creído descubrir una especie nueva de medusa, rechoncha y rural.

    ResponderEliminar
  4. Es el único consuelo que tengo, al menos ella viajará más que yo. "La boina de los siete mares" (pero ya la he sustituido por una vulgar gorra, ¡cuán bajo he caído!)

    ResponderEliminar