miércoles, 29 de mayo de 2013

Fracaso

Nada que se haga una sola vez puede considerarse realmente hecho, una experiencia real.
Una primera lectura, un primer día de trabajo, un primer amor, no pasan de meros sucesos, pero no puedes envanecerte de haber amado o sido amado, jactarte de haber leído, lamentarte de haber trabajado solo porque una vez hayas estado allí.
Una sola vez no deja suficiente pozo, no ha dado tiempo al cuerpo a transformar sus células para adaptarse y hacer suya esa situación.
Todo necesita una segunda oportunidad: fracasar una segunda vez para estar seguros de que lo nuestro fue un fracaso.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo. Se vive mejor cuando se ha fracasado, se ama "mejor" cuando nos hemos embarrado con relaciones anteriores. De repente, se entiende por qué aquel trabajo no te gustó o aquella relación no funcionó. No era ése, era éste. Precioso texto,felicidades. Una pregunta, según esto... ¿cuándo saldrá tu próximo libro?

    ResponderEliminar